lunes, 1 de junio de 2020

EL BOOM DEL SALITRE

EL SALITRE

Fue el otro coloso de la economía del siglo XIX. Aunque se exportaba en cantidades pequeñas desde 1820, recién toma importancia  hacia 1870 cuando la guerra Franco-Prusiana hizo necesario su uso como fertilizante. Pronto se hallan nuevos yacimientos en Tarapacá y después en Antofagasta (Bolivia) atrayendo a poderosos capitalistas, especialmente ingleses, como Anthony Gibbs, Manuel Pardo, J. Gildemeister y el llamado Rey del Salitre John Thomas North.  Se dice que en Antofagasta el negocio del salitre, más que boliviano, era peruano y más que peruano, era chileno y más aún, inglés.

El presidente Pardo decide nacionalizar el salitre en 1873 creando el Estanco del Salitre para que se encargue de su explotación. Esto originó en vano  una serie de protestas legales ente el congreso por parte del capitalismo extranjero, que vio afectados sus intereses. A pesar de esto, el Estado peruano decreta su expropiación. Al mismo tiempo, en Bolivia, se aplicó un impuesto especial  a los exportadores extranjeros, que fuera respondido con la invasión chilena de su litoral. Tales medidas fueron las causantes de la Guerra del Pacífico de Chile contra Bolivia y Perú, pero incentivado por la Inglaterra Victoriana y sus hombres de negocios, que no dudaron en atizar viejas rivalidades regionales  a fin de apoderarse  de las riquezas salitreras  y guaneras  de los países con los que mantenían relaciones comerciales.

Finalizada la guerra con resultados desastrosos para Bolivia y Perú, Chile quedaba como dueño de las materias primas más solicitadas de la época. Hacia 1890 más de la mitad de los ingresos de Chile provenían del salitre  de los territorios arrebatados a Bolivia y Perú. En el mismo periodo, aumentó la dependencia de las inversiones inglesas en la economía chilena. Ese fue el precio de su desarrollo. Y cuando el presidente Balmaceda, intenta chilenizar las salitreras, los ingleses fomentan la guerra civil. Noth y sus colegas apoyan a los rebeldes, que al conquistar  el poder, aumentan la dependencia chilena de Inglaterra. Pero como todo tiene que acabar, la demanda internacional de salitre decae cuando científicos ingleses inventan los fertilizantes.

Así termina la exitosa pero falaz “Era del guano y el Salitre” que permitid a la burguesía limeña vivir en la opulencia como producto de sus rentas antes que de sus inversiones. Una opulencia tan endeble como ostentosa, derrochando antes que invirtiendo o ahorrando, hipotecando su porvenir a las finanzas inglesas.







___________________________
FUENTES:
1. “Breve Historia Contemporánea del Perú” – Franklin Pease García Yrigoyen
2. “El Salitre” – Wilfredo Kapzoli Escudero
3. “Gran Historia del Perú” – El Comercio
4. “Historia del Perú Contemporáneo” – Carlos Contreras y Marcos Cueto
7. “Las Venas Abiertas de América Latina” – Eduardo Galeano
11 “Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana” – José Carlos Mariátegui
12 “Sultanismo, Corrupción y Dependencia en el Perú Republicano” – Jorge Basadre Grohmann


EL BOOM DEL GUANO


LA ERA DEL GUANO 


CONTEXTO INTERNACIONAL
A principios del siglo XIX, Europa atravesaba por una de las crisis económicas más dramáticas de su historia, la población crecía inconteniblemente y los alimentos empezaban a escasear la pobreza y el descontento social  amenazaban la estabilidad de los Estados; tal situación requería de medidas urgentes. La situación que se está viviendo es consecuencia del proceso de industrialización  vivido por los países europeos y EE.UU. de América. Para explicar este fenómeno de explosión demográfica, el sacerdote anglicano Thomas Robert Malthus publica en 1798 su obra “Primer Ensayo sobre la Población”  cuya idea principal es que la capacidad que tiene la tierra para producir alimentos es inferior a la capacidad de procreación de la sociedad, en otras palabras, los alimentos existentes no serán suficientes para alimentar al exceso de población, porque según decía, “los alimentos aumentan en progresión aritmética, mientras que la población lo hace en progresión aritmética”, por lo que la población se duplicaría cada 25 años si no encuentra algún obstáculo. .Por  tal razón, recomienda que los Estados se preocupen en limitar lícitamente los nacimientos –con matrimonios tardíos y la incontinencia- de esta forma, se evitarían las guerras, hambrunas y pestes ocasionadas por la sobrepoblación de la Tierra. Muchos de sus seguidores exageraron sus ideas y crearon campañas de planificación familiar y control de la natalidad entre las personas del pueblo, sometiendo a las mujeres a prácticas cuestionadas como el aborto o la esterilización, muchas veces en contra de su voluntad y sin su conocimiento.

De todas las alternativas presentadas, dos  hallaron eco en los gobiernos –especialmente el inglés- la expansión colonial y el enriquecimiento del suelo, para que la producción de alimentos  pudiera aumentar en forma regular. La solución la encontrarían en el Guano de las Islas peruanas, producido por aves como el Guanay, al cual debe su nombre, así como el Piquero, el Alcatraz o la Gaviota.

LOS INICIOS
Las aguas frías del Mar Peruano favorecen la abundancia de fitoplancton y zooplancton, que atraen a los cardúmenes de peces que sirven de alimento a miles de aves. La escasez de lluvias y la suavidad del viento por muchos siglos favorecieron la acumulación de su excremento, que para el siglo XIX formaba enormes montañas de guano petrificado, rico en nitrógeno, amoniaco, fosfatos y sales alcalinas, cuyo aprovechamiento se había casi paralizado desde el inicio de la invasión española. Los mayores yacimientos guaneros se encontraban en las islas Chincha, Lobos de Tierra, San Lorenzo y en todo el litoral de Tarapacá. Gracias al guano, y posteriormente al Salitre, rico en nitrato de sodio, el fantasma del hambre se alejó de Europa.

En 1802, el sabio alemán Alexander von Humboldt, había alertado sobre las propiedades fertilizantes del guano; el sabio arequipeño Mariano Eduardo de Rivero en 1827, hizo lo propio difundiendo  por primera vez su  importancia económica y  tres años después, fue promocionado oficialmente como fertilizante; pero, es recién en 1840 que su extracción se intensifica gracias a los estudios de dos químicos, el  francés Alejandro Cochet y del inglés Thomas Way, quienes redescubren sus propiedades fertilizantes  y aconsejan su uso en Europa. Se inicia así el período de mayor prosperidad del siglo XIX y de toda  la historia peruana.

MODALIDADES DE EXPLOTACIÓN
El Boom del Guano pasó por diversas etapas según los diversos tipos de contrato que se firmaron: La Consignación, fue la primera de ellas, en la que el Estado peruano, en su calidad de propietario del recurso guanero, encargaba la explotación del guano a un grupo de empresarios privados –los consignatarios- que asumían los gastos de extracción, transporte y venta a cambio de una comisión deducida de la totalidad de la venta. El pionero en el negocio guanero fue el capitalista, militar y político nacional Francisco Quirós quien en 1841 -bajo la modalidad de Contrato de Alquiler- asumió el reto de invertir en un negocio sin antecedentes históricos. Con su firma obtenía la exclusividad de la explotación guanera, comprometiéndose a pagar al Estado peruano 10 000 pesos anuales por 6 años, pero, a pesar de los beneficios que otorgaba al Estado –y en medio de acusaciones de corrupción-  su contrato fue cancelado a menos de un año -a pesar de haber cancelado la mayor parte de lo pactado-debido a presiones de las casas comerciales extranjeras como la Casa Gibbs de Inglaterra y otras, que a la vista, ofrecían mayores ganancias al Estado. 

Es así como hasta 1868, el negocio guanero estuvo controlado por un conjunto de capitalistas extranjeros y peruanos que se convertían en los intermediarios entre el Estado peruano y los compradores en el exterior, asumiendo todos los gastos por un período máximo de 3 años y en una zona determinada, cobrando una comisión de 10% al Estado, después de deducir el 30% de sus gastos operativos. El 60 % restante correspondía al Estado peruano. Entre las casas extranjeras destacaron la Gibbs, Montané, Zaracondegui, Lachambre, With y Schutt, y entre los empresarios peruanos, los más importantes fueron Murrieta, Barreda, Canevaro, Sevilla, Candamo, Pardo y Barrón.

Al finalizar cada uno de sus contratos y por presiones de Inglaterra (principal acreedor extranjero del Perú, impaga desde 1825), la Casa Gibbs and Son obtiene la mayor de las consignaciones, consolidando su predominio hasta 1861 cuando por presiones de la recién formada  Compañía Nacional de Consignatarios del Guano, se logró la cancelación de su contrato a favor de los consignatarios nacionales.

Se calcula que durante el tiempo que duraron sus contratos, realizó ventas brutas por 89, 055 millones de pesos. Sus costos tasados fueron de 20,665 millones (23%), la comisión que ganó fue de 10,687 millones (12%), quedando la suma restante de 57,703 millones de pesos (65%) para el Estado peruano. Agobiado por sus deudas contraídas con los consignatarios que le adelantaban dinero para que éste solvente sus programas sociales y urbanos, el Estado decide poner fin a las consignaciones otorgadas desde el primer gobierno de Castilla. El presidente José Balta, atendiendo diversas acusaciones de enriquecimiento ilícito por parte de los consignatarios en perjuicio del Estado peruano, rompe definitivamente con éstos cuando, por intermedio de su Ministro de Hacienda, Nicolás de Piérola, convoca en Parí una licitación para la venta de 2 millones de toneladas de guano, sin el conocimiento de los actuales  consignatarios. La mejor propuesta fue la de la casa judeo-francesa Dreyfus hnos., dirigida  por  Auguste Dreyfus, quien ofrece 36.50 soles por tonelada de guano, el pago de 5 millones de soles para pagar nuestra deuda externa, dos mensualidades pagadas al Estado de 1 millón de soles cada una y un pago de 700 mil soles mensuales hasta 1881, lo que sumaba un total de 8 400 000 soles por doce años entre 1869 y 1881. Auguste Dreyfus era una persona muy conocida en los tribunales de justicia europeos por el delito de estafa. Comerciante inescrupuloso, pasa de ser socio minoritario a dueño de la casa comercial fundada por sus hermanos, a quienes, uno a uno, va despojando de sus acciones. Fue el empresario más rico y el más corrupto de su época y tal vez de toda nuestra historia. Recurriendo a una serie de actos ilícitos como el chantaje y el soborno de funcionarios públicos, logra amasar la mayor fortuna de su tiempo.

Se había iniciado la fase del Monopolio a pesar de las protestas de los consignatarios peruanos, quienes posteriormente formarán el Partido Civil para hacerle frente desde el campo político. Y cuando su líder, Manuel Pardo asume la Presidencia de la República, no oculta su satisfacción por cancelar el Contrato Dreyfus, luego que éste le comunicara que, debido al agotamiento del guano en las islas Chincha, su reemplazo por uno de menor calidad procedente de las islas Guañape y a la competencia de los abonos químicos, sólo pagaría nuestra deuda externa hasta 1875, ya que sus ganancias se habían visto afectadas considerablemente. Los consignatarios peruanos tendrían nuevamente el control del guano, pero no por mucho tiempo. Su fin estaba cerca y  Chile estaría involucrado en él.

IMPACTO ECONÓMICO
Su demanda fue tanta, que jamás en la historia marítima se ha transportado un producto cuyo tonelaje iguale al del guano, ni el trigo, el té, el oro o el tráfico de esclavos se le puede comparar; fueron miles los barcos que llevaron millones de toneladas de guano peruano por los océanos rumbo a Europa, Estados Unidos, China, Japón y gran parte del mundo. Si bien su explotación benefició al Estado en su calidad de propietario, quienes se beneficiaron realmente fueron los capitalistas extranjeros como Anthony Gibbs y Auguste Dreyfus y un puñado de capitalistas peruanos agrupados en la Compañía Nacional de Consignatarios del Guano. Las exigencias del mercado internacional convirtieron al Perú en un país monoproductor y monoexportador con una mentalidad rentista, acostumbrado a depender del crédito externo en lugar de depender de los logros de sus inversiones.

La falta de un sistema eficiente de contabilidad por parte del Estado imposibilita conocer con exactitud el monto recaudado durante los 40 años que duró el Boom Guanero (1840-1880), pero los cálculos más serios estiman en 814 millones de pesos los ingresos totales del guano (11 mil millones de dólares de 1990), de los cuales, el 60% pararon a poder del Estado peruano, un 30% cubrieron los costos de explotación y comercialización de los intermediarios y el 10% restante correspondió al pago de los consignatarios.

Del total de dinero recaudado por el Estado peruano –según datos del historiador económico Shanen Hunt los gastos se distribuyeron de la siguiente manera:
  7% para la abolición  del tributo indígena y la manumisión de los esclavos
29% para expandir y mantener a la burocracia civil
25% para el mantenimiento de las FF.AA. y para expandir la burocracia militar
  8% para el pago de la deuda externa
11% para el pago de la deuda interna y 
20% para la construcción de los ferrocarriles.

Como se puede apreciar, poco fue lo que se destinó al desarrollo interno del país, por el contrario, gran parte del dinero se fue  en el incremento de la burocracia civil y militar, pues la inversión en armamento fue mínima, especialmente desde el gobierno de Pardo, lo que fue decisivo para la derrota ante Chile. Es que, al tener el Estado dinero en abundancia, pudo al fin honrar sus deudas, la interna y la externa.

Además hubo dinero suficiente para solventar la supresión del tributo indígena y la manumisión de los esclavos negros, pagándose casi 8 millones de pesos por la libertad de 26 mil esclavos, cuando sólo existían aproximadamente 16 mil. En cuanto a los ferrocarriles, se construyeron  más por imitación que por necesidad, más para satisfacer las demandas  del mercado internacional que para lograr la integración del país.

Y si de mal uso del dinero se trata, la Corrupción merece una mención aparte. Fue el período más corrupto de nuestra historia: Desde los consignatarios que inflaban los costos y subvaluaban las ventas en perjuicio del Estado, hasta el fraude en el pago de la deuda interna y la manumisión de los esclavos, donde los supuestos afectados falsificaban documentos hasta con la firma de San Martín, para salir beneficiados, pasando por los sobornos y extorsiones hacia el Estado y sus funcionarios por parte de Dreyfus y de Henry Meiggs –prófugo de la justicia en EE.UU. por el delito de estafa- que habría recurrido a malas artes para poder construir sus ferrocarriles, que muy poco beneficiaron a la sociedad

Y no olvidar la escandalosa Ley de Consolidación, que habiendo sido creada por Castilla para que el Estado honre sus deudas, la displicencia de su sucesor Rufino Echenique, la convirtió  en  un festín para los corruptos; pues no sólo se pagaron exorbitantes sumas de dinero, sino que se aceptaron –con total certeza- documentos falsificados para salir irregularmente beneficiados, entre ellos muchos parientes, amigos y allegados de Echenique. Tal vez no robó, pero dejó que robaran descaradamente, lo que le costó su salida a inicios de 1855 -a sólo dos años de haber juramentado- debido a  una revolución encabezada por su predecesor Castilla. Tal corrupción fue posible porque el Estado no tenía la posibilidad de contar con funcionarios suficientes y suficientemente honestos para realizar un efectivo control de las operaciones económicas sin ceder a las presiones y caer en la corrupción.

IMPACTO SOCIAL
La manumisión de los esclavos decretada por Castilla en 1854 fue una consecuencia de la bonanza económica vivida. Representaban sólo el 1,3% de la población peruana pues la mayoría se había beneficiado con la Libertad de vientres o había alcanzado su libertad por compra o por fuga. La mayor parte de los esclavos manumitidos -más de 2 mil- pertenecían a conventos  de las distintas órdenes religiosas o a ricos burgueses como Domingo Elías, José Antonio de Lavalle o Andrés Reyes, quienes se beneficiaron con miles de pesos como indemnización. Por otro lado, la abolición de tributo indígena no fue más que una cortina de humo, ya que se les obligó a pagar una contribución personal que compensaba el tributo abolido. Por otro lado, la abolición del tributo indígena no fue más que una cortina de humo, ya que se les obligó a pagar una contribución personal que compensaba el tributo abolido.

Como tales medidas ocasionaron la escasez de mano de obra, se hizo necesaria la importación de chinos coolíes dentro de un sistema de esclavitud disfrazada de contrato, destinada al trabajo agrícola en las haciendas algodoneras y azucareras de la costa, aunque también fueron destinados a la construcción de ferrovías y, especialmente, a la extracción del guano (que no estaba incluido en su contrato) Trabajar en los yacimientos guaneros no tenía acogida por la pestilencia y el peligro de contraer enfermedades o de morir por alguna explosión, por lo que se prefirió al obrero chino -dócil y acostumbrado a obedecer- en reemplazo de los presidiarios, esclavos negros, campesinos enganchados del Ande y pobladores pobres. Eran sometidos a largas jornadas de trabajo de hasta 20 horas diarias, bajo maltrato constante y encadenamiento permanente.

Los miembros de la alta sociedad, especialmente limeña, enajenados por la prosperidad económica “producto del azar”, se desvivieron en conductas alienadas  que los hacían sentirse más europeos que peruanos despilfarrando el dinero en productos importados. El dinero abundaba a tal extremo, que incluso los trabajadores independientes como los artesanos, no veían la necesidad de trabajar arduamente, pues descansaban de domingo a martes (el famoso culto a San Lunes) pues lo ganado les alcanzaba para darse algunos lujos con la adquisición de productos importados –incluyendo los de primera necesidad- y para alimentarse bien (el limeño promedio gastaba el 30% de su sueldo en comida, especialmente en carnes; casi 50 kilos  al mes , uno de los niveles más altos del mundo)  La mayoría despilfarraba su dinero antes que ahorrarlo, por lo que al llegar la crisis, muchos se encontraron en apuros.

IMPACTO POLÍTICO
La Edad del Guano favorece el “fin” del Primer Militarismo y el surgimiento del Civilismo como nueva fuerza política, que llevaría al gobierno a su líder Manuel Pardo y Lavalle. El Partido Civil, que había surgido en oposición al monopolio de Dreyfus y a los militares, sería la fuerza política más importante hasta 1920, periodo que por sus características particulares, sería conocido como República Aristocrática. A pesar de esto, los militares seguirán teniendo un fuerte presencia en la política peruana, como protagonistas de más de una revolución o como gobernantes. En el plano internacional, el guano provocaría la ambición desmedida de España en 1966 y de Chile e Inglaterra en 1879, desencadenando una guerra de conquista con resultados desastrosos para la economía nacional. 

Así termina la exitosa pero falaz “Era del guano y el Salitre” que permitid a la burguesía limeña vivir en la opulencia como producto de sus rentas antes que de sus inversiones. Una opulencia tan endeble como ostentosa, derrochando antes que invirtiendo o ahorrando, hipotecando su porvenir a las finanzas inglesas.



_________________________________________________________
FUENTES:
1. “Breve Historia Contemporánea del Perú” – Franklin Pease García Yrigoyen
2. “El Salitre” – Wilfredo Kapzoli Escudero
3. “Gran Historia del Perú” – El Comercio
4. “Guano y Burguesía en el Perú” – Heraclio Bonilla
5. “Guano Maldito” – Joaquín Aguirre Lavallén
6. “Historia del Perú Contemporáneo” – Carlos Contreras y Marcos Cueto
7. “La Era del Guano: La Falaz Prosperidad” – Javier Pérez Valdivia, CEDHIP, S.T. permanente
8. “Las Venas Abiertas de América Latina” – Eduardo Galeano
9. “Masas Urbanas y Rebelión en la Historia” – Margarita Giesecke
10“República” – Percy Cayo Córdova, Enciclopedia Temática del Perú, tomo N° 3, El Comercio
11 “Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana” – José Carlos Mariátegui
12 “Sultanismo, Corrupción y Dependencia en el Perú Republicano” – Jorge Basadre Grohmann



lunes, 25 de mayo de 2020

El QUECHUA


LAS TRES PARADOJAS DEL QUECHUA



Una lengua que en realidad son varias, un nacimiento costeño y una oficialidad inútil. 

Con el útil vocablo del indio el conquistador emparejó desde el saquea chancas, chinchas, yauyos, huamachucos y decenas de otras naciones andinas, que pasaron al idioma invasor en un único, cómodo y achatado concepto. Esta ha sido también la historia del "quechua", una palabra que incluso hoy designa a una sola lengua, aún cuando encierra la diversidad del castellano, el francés el italiano y todas las demás lenguas romances juntas. Acá una revisión sobre las ideas más comunes que sobre el idioma andino tiene la mayoría de peruanos.

PARADOJA #1 
"EL QUECHUA NACIÓ EN LA COSTA"
No debería ser ninguna novedad, pues los últimos nobles incas tuvieron tiempo de contárselo a sus cronistas-conquistadores: El quechua vino del este. Pero gracias a uno de esos baches informativos que plagan nuestra formación educativa, los peruanos creemos, quinientos años después, que el idioma oficial del Tawantinsuyo tuvo un origen tan cusqueño como el imperio mismo. A la llegada de los españoles, los únicos cusqueños que hablaban bien el idioma quechua eran los miembros de la élite gobernante. La plebe, que mascaba un quechua torpe y rudimentario, seguía hablando en su aymara nativo, lengua que se siguió hablando en la región hasta entrado el siglo XVII. Cusco mismo (o Qosqo si se quiere), ni es un nombre quechua ni significa Ombligo del mundo (como diría Garcilaso de la Vega), sino que es de origen aymara y significa Lechuza. Donde el quechua sí se hablaba como lengua materna a la llegada de los europeos, oh sorpresa, era en las llanuras de la costa central (Lima e Ica) y en la sierra adyacente (Ancash, Junín y Huancavelica). Usando el criterio de fragmentación dialectal, los lingüistas han encontrado oque el quechua más antiguo y en los valles del norte, hasta el Rímac (aunque ultimamente, lingüistas como Rodolfo Cerrón Palomino, vienen sugiriendo un origen en las sierras contiguas, más concertadamente, en la sierra limeña, en Yauyos). Como tantas otras lenguas en la historia de la humanidad, el quechua hizo su viaje hacia la primacía lingüística de la mano de un rico grupo de comerciantes, los chinchas en este caso, dueños de un riquísimo emporio comercial. En las cien mil naves que se preciaba de tener el Señor de Chincha (el Chincha Cápac), el quechua viajó hasta el Ecuador y penetró desde la costa hacia el altiplano del Collao. Para el tiempo en que los incas empezaron a asomar su cabeza fuera de su valle interandino, el quechua ya dominaba el habla de sus vecinos ayacuchanos. Pronto, el quechua fue adoptado como lengua imperial, como el latín andino.

José María Arguedas, gran cultor y difusor de la cultura andina. sus obras son más que literatura, pues tiene un enfoque antropológico muy fuerte.

Efectivamente, al ser el Quechua el idioma oficial de los incas, el único permitido en el imperio y que todos los pueblos sometidos estaba obligados a aprender para comunicarse, siempre se ha pensado que el Cusco fue la cuna de este idioma, llamado por los propios incas Runa Simi (Boca o Habla del hombre) y rebautizado por los españoles como Quechua, confundiendo el nombre de la región altitudinal y climática con el nombre del idioma. El idioma que hablaban los incas a su llegada al valle de Acamama (Qosqo), después de una migración de varios años desde el altiplano del Collao en busca de tierras fértiles, habría sido el Puquina, que era el idioma que se hablaba en Tiwanaku, el reino de donde provendrían los incas (o quechuas), y que sería el idioma más hablado en todo el sur (Puno, Arequipa, Moquegua, Tacna, el altiplano boliviano y el norte chileno), territorio por donde los tiwanaku se habrían expandido, hasta su caída ante los aymaras, originarios del noroeste de la actual Argentina. ¿Y el quechua? Este idioma ya existía antes de la aparición de los incas. Era el idioma de los Wari y era hablado en gran parte de los Andes centrales, desde Qosqo hasta Caxamarca, territorios que habrían estado bajo la dominación Wari. Lo único que los incas habrían hecho durante sus conquistas fue asimilar la lengua de la mayoría y convertirla en oficial.  Aun así, la mayoría de etnias seguirían hablando sus lenguas natales, a la par con el quechua. Entonces; si el quechua no nación en Cusco ni lo crearon los incas, ¿cuál es su origen? Los lingüistas han llegado a la conclusión que se habría originado en la costa central. Rodolfo Cerrón Palomino, especialista en el tema, ha llegado a la conclusión de que el Quechua o Runa Simi, se habría originado en las alturas de Yauyos, al sudeste de Lima), y que la actual lengua Cauqui, también llamada Cauque o Kawki, hablado por unas cuantas personas en el pueblo de Cachuy, (unos once ancianos aproximadamente), por lo  que estaría en peligro de extinción. Caso similar ocurre con el Jaccaru, lengua hablada en el pueblo de Tupe, con una gran población longeva y un puñado de niños, esta lengua estaría también en situación de vulnerabilidad.  Ambas lenguas se cree que vendrían a ser la forma más primitiva de quechua, aunque los lingüistas los han clasificado dentro de la familia aymara. 

Habitantes de Tupe con sus distintivos trajes rojos a cuadros y pobladora de Cachuy. Ambos lugares olvidados en la serranía sur de Lima (Yauyos) hablan dos de  las lenguas más antiguas de nuestro país, el Jacaru y el Cauqui.

PARADOJA #2 
"EL QUECHUA NO ES UN IDIOMA, SON CINCO"
La idea de un único idioma quechua con tibias variantes que no pasan de ser meros dialectos regionales, es una absurda ficción que hemos heredado de los extirpadores de idolatrías. Un territorio babélico es uno de los obstáculos más formidables que se le oponen a un predicador de evangelios, así que, desde muy temprano en el virreinato, la Iglesia tardó en idear un quechua general, por lo que decidió tratar a todos los quechuas como variantes más o menos legítimas respecto del modelo ideal. Y sin embargo, dos modernos quechuas hablantes, uno ancashino y otro cusqueño, casi ni pueden entenderse, no más de lo elemental, no más de lo que nosotros podemos entendernos con un francés. No se trata solamente del sonido cambiante de una palabra al saltar de un quechua a otro, como es el caso del Kéro cusqueño, que se transformó en el kiru ecuatoriano y en el ilu huancaíno ("madera" en todos los casos). "Yo he trabajado con muchos de los llamados dialectos quechuas y mi experiencia ha sido bastante frustrante" afirma Cerrón Palomino. "Muchos de estos dialectos están en el nivel de idiomas diferentes, de forma que científicamente, sería más legítimo hablar de lenguas que forman una familia lingüística, que sería la familia Quechua. Estamos hablando de unas cuatro o cinco lenguas con sus respectivos dialectos" . Estos quechuas serían el Cusqueño-Ayacuchano, el Huancaíno, el Ancashino, el Cajamarquino y el Ecuatoriano.

Rodolfo Cerrón Palomino, lingüista impulsor del quechua

Los que por mucho tiempo creíamos que eran dialectos del quechua, por tanto, serían las variaciones locales de un solo idioma, resulta que no lo son. El quechua que se habla en el sur es diferente al que se habla en el valle del Mantaro, al del Callejón de Huaylas o al de la sierra norte. Por tanto, si estuvieran juntos un ayacuchano, un ancashino, un cajamarquino y un tarmeño, y ninguno hablara español, solo el quechua de su localidad, apenas podrían entenderse. Si fueran simples dialectos, tendrían ligeras variaciones en la pronunciación y la escritura (suponiendo que haya una forma estandarizada de escribir el quechua, ya que, recordemos, los incas no desarrollaron la escritura) o en algunas palabras, pero no es así. Cada región habla un quechua diferente en, al menos, un 80%, lo que los califica como idiomas diferentes o, como dice Cerrón Palomino, formarían una familia lingüística que vendría a ser la familia quechua, similar al español, el francés, el italiano, el portugués o el sardo, que forman parte de la familia lingüística conocida como Lenguas Romances o Neolatinas, por derivar del antiguo Latín romano. Por último. En Ecuador, Colombia, Bolivia y en menor medida, Argentina, Chile y Venezuela también hay quechua hablantes; pues sus quechuas tampoco se parecen mucho entre ellos, así que podríamos hablar de otros quechuas más. A todo esto, ¿de dónde salió la idea de que el quechua era un solo idioma? Pues de  los españoles, de sus cronistas, quienes no solo cambiaron el nombre a la lengua nativa, sino que terminaron englobando bajo un mismo nombre a varios idiomas diferentes, a los cuales llamaron "quechuas" por el solo hecho de ser hablado en los Andes. Así lo hicieron notar en sus escritos y así quedó hasta la actualidad. 


Mapa que muestra la distribución de los diferentes quechuas que se hablan en la zona andina


PARADOJA #3
"EL QUECHUA ES UN IDIOMA OFICIAL PERO MARGINADO"
Como lengua franca andina (que fue adoptada como oficial para lograr el entendimiento entre personas de lenguas diferentes), el quechua desplazó, y en algunos casos sofocó, en las últimas centurias, a idiomas como el Puquina, el Uro o el Aymara. Desde mediados del siglo XX, sin embargo, su estrella a empezado de nuevo a declinar, y pareciera estar librando su encuentro final con su archirrival, el Catellano, que le plantea combate fuertemente guarecido en sus predios urbanos. En menos de cuarenta años el valle del Mantaro se ha desquechuizado casi totalmente, y lo mismo ocurre, aunque más lentamente, en todas las tierras bajas del Perú andino. Uno podría pensar, en fin, qué se le va a hacer, los idiomas nacen, se desarrollan y mueren, y después de todo, nadie se va a quedar mudo en el traspaso. Pero también es cierto que los idiomas son extensiones vitales del alma de un pueblo, cuyas palabras y sonidos se calzan a veces tan bien con los objetos y conceptos que quieren significar, que parecen, a los ojos del hablante, irreemplazables. Entonces, con la con la pérdida progresiva del quechua (y su eventual fin de aquí a un siglo o más) si es que aún hay alguien que esté quedando, si no mudo, sí manco, disminuido. Es una lástima que cualquier lengua se extinga, pero es más penoso  que se vaya sin que nadie haga nada. Ojalá vivieran aquí el orgullo catalán o el vasco, pero es demasiado pedir. Por lo menos podemos aprender de Bolivia y Ecuador que enseñan sus idiomas nativos no en dos o tres proyectos de remotas zonas selváticas, sino como parte de su plan de educación nacional.

Juan Velasco Alvarado en los años 70 y Augusto B. Leguía en los años 20 fueron los presidentes que más apoyaron al movimiento indigenista. Leguía lo hizo por interés mientras que Velasco por convicción. De ellos, Velasco fue el que más hizo por revalorar el idioma quechua, pero los siguientes gobiernos archivaron su proyecto.

Desde la llegada de los españoles, el quechua fue satanizado y prohibido de raíz. Los evangelizadores lo consideraron en un inicio. Como estos estaban en proceso de “civilización” y cristianización, no podía permitirse que continuaran con sus tradiciones religiosas y menos, que siguieran hablando esa “lengua satánica”. Los que se negaban eran sometidos a cruentos castigos. ¿Cuál fue el resultado de esta imposición? Pues los diversos modismos y dejos que tienen las personas del Ande en toda América. Todos hablan el español, pero con diferencias en su pronunciación y los vocablos utilizados. Estas manera peculiar de hablar el español ha vuelto a los provincianos de la región andina, ser objeto de marginación y el blanco de burlas, insultos y hasta violencia por parte de los que dicen hablar bien el español, especialmente los limeños, quienes, en muchos casos, le agregan un componente racista a su trato. Así es como, a través del tiempo, se reforzó la idea del indígena pobre y explotado, sucio, terco, flojo, en fin, una serie de calificativos despectivos. En los años 70, el presidente Juan Velasco Alvarado le dio al Indigenismo surgido en las primeras décadas del siglo XX el impulso que necesitaba. El idioma quechua fue elevado a la categoría de Idioma Oficial. Se le utilizó en los discursos oficiales, que eran traducidos a este idioma, apareció en cuanto afiche del gobierno salía, especialmente en los dedicados a los campesinos, se aperturaron clases electivas de quechua en las universidades, el folklore en idioma nativo tuvo su auge y hasta se impartían clases en quechua por televisión. Uno podría pensar que con todo ese impulso, el quechua habría terminado posicionándose en la sociedad peruana a la altura del español, pero no ocurrió así. Los gobiernos siguientes dejaron de lado todo el esfuerzo puesto por Velasco y el quechua perdió presencia en la vida cultural del país. Por el contrario, se incrementaron los programas de alfabetización de los campesinos en idioma español, la educación básica se impartía en español, los discursos se hacían en español. El quechua se fue olvidando. A pesar de ser un idioma oficial dejó de ser incentivado por el Estado. Ante este panorama, los quechua hablantes de mayor edad van dejando de enseñar el idioma a sus hijos porque no ven utilidad en hablar el quechua en un país donde el idioma español es el único válido para los trámites burocráticos, para la educación, la para la ley y la justicia, la salud y hasta la religión; en fin, nada se hace en quechua. Esto hace recordar al cuento de José María Arguedas, en el que tres campesinos quechua hablantes de Huanta (Ayacucho) compran tres frases en español para reclamar sus derechos en la capital, pero son estafados y por mala suerte terminan en la cárcel acusados por un crimen que no cometieron. Y todo por no saber español. El quechua se convierte así en sinónimo de atraso, mientras que el español, es sinónimo de progreso y éxito. Deberíamos seguir el ejemplo de nuestros países vecinos (Bolivia y Ecuador), quienes tienen una educación bilingüe a nivel nacional, o el de las provincias españolas de Cataluña, Asturias o el País Vasco, donde por medio de la educación, lograron sacar del olvido sus lenguas regionales autóctonas, haciéndolas tan comunes que rivalizan orgullosas con el español oficial, saliendo así de la categoría de lenguas en peligro de extinción. Hoy están tan vivas como en el pasado.



Acciones concretas para revalorar nuestra lengua ancestral hay muchos, pero no pasan de ser buenas intenciones.  Falta un programa institucional que parta desde el Estado, donde se imparta una educación bilingüe en las escuelas -con textos incluidos- de tal manera, que si todos aprenden desde pequeños el quechua, no solo dejará de estar en peligro de extinción, sino que podría acabar la discriminación hacia los quechua hablantes maternos y hasta mejoraría la convivencia entre peruanos. Ya no nos veríamos tan diferentes como hoy intentan verse algunos en perjuicio de otros, y de paso, generaría trabajo para los quechua hablantes nativos, que son los únicos que lo hablan bien. Todos debemos de cambiar, nosotros como individuos, las instituciones públicas y privadas, las instituciones educativas, de salud, las fuerzas armadas y policiales, los poderes del Estado, la Iglesia, las instituciones deportivas, las tiendas comerciales, en fin;todos. Y no solo con el quechua, sino con todas las lenguas originarias como el aymara y las lenguas amazónicasSolo así se cumplirá a cabalidad la letra del valse criollo que dice "Tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz". Solo así, seremos una verdadera Nación.

Y s alguno de los lectores es de los que discriminan a las personas por hablar el quechua, piense primero en todas las palabras de origen quechua que utiliza diariamente sin saber que lo son.

Magaly Solier, actriz y cantante de gran talento es una de las pocas artistas que tratan de revalorar el quechua

"Me quiere, no me quiere..." Memes, blogs y páginas web donde se enseña el quechua son algunos de los esfuerzos digitales con los que se pretende difundir nuestro idioma vernáculo más importante . Hace ya varios años, Google puso a disposición de todos su buscador en quechua, pero fue por tiempo limitado.

Desde que fuera conducido por María Jesús Rodríguez a comienzos de la década del 2000 hasta su actual versión con las cantantes Saywa y Dámaris, que además son madre e hija, Miski Takiy "El dulce cantar" se ha convertido en el único espacio de difusión de la música, la cultura y el idioma quechua en la televisión peruana.


Canto Andino fue por toda la década del 90 y parte de los años 2000, el programa de difusión del folklore andino por excelencia, bajo la conducción de Isaac Sarmiento, más conocido como Wallpa Waccay.


Ugo Carrillo, antropólogo y folklorista haciendo gala de su histrionismo en sus interpretaciones 




Alborada, grupo musical cuyos temas interpretados en quechua sureño son de fama internacional.



Uchpa, pioneros del rock en quechua

___________________
FUENTE:
"Las tres paradojas del quechua", Óscar Franco. Revista Somos N° 618, 10/10/98. El Comercio




*********************
ACTIVIDADES
1-Explica ¿cuál es la situación actual del quechua peruano y qué se puede hacer para revertirla?
2-Realiza un organizador visual o una infografía sobre el tema
3-Ingresa al blog Histori-k y realiza un juicio crítico del artículo "La Babel Incaica", incidiendo en la comparación de la situación del quechua en los contextos descritos en ambos artículos

Para una mejor comprensión, adjunto el URL  del video con la explicación del tema















CHAVÍN

LA CULTURA CHAVÍN



SITUACIÓN GEOGRÁFICA
Se desarrolló a orillas de los ríos Mosna y Huacheqsa, en el distrito de Chavín de Huántar, Callejón de Conchucos, provincia de Huari, de la  región Ancash.




DESCUBRIDOR
En 1919 por Julio C. Tello (1880-1947) “Padre de la Arqueología Peruana”. Llegó a la conclusión de que era la Cultura Matriz de la civilización peruana, es decir, que por ser la más antigua, habría sido la primera que se desarrolló en nuestro territorio, sin embargo, a raíz del descubrimiento de Caral (5000 años de antigüedad), esta hipótesis quedó descartada. Hoy se habla de Chavín como una tradición cultural, más que como un reino que se habría expandido.

ANTIGÜEDAD
De 2000 años a 200 años antes de Cristo. Es una de las culturas más antiguas del Perú. Se desarrolló durante el llamado Horizonte Temprano, específicamente en el periodo Formativo, periodo en que se originó la cultura peruana, el origen de la civilización, decía Tello.






INFLUENCIA
Es una cultura Pan-Peruana porque su influencia se expandió por casi todo el Perú, e incluso habría llegado hasta los Andes Ecuatorianos, de Bolivia, Chile y Argentina, donde se encuentran cerámica y arquitectura de estilo Chavín. En la medida que avanzaron sus conocimientos aumento su prestigio y su poder social.


ECONOMÍA
1-La base principal de su economía fue la Agricultura.
2-Se considera que en Chavín se dio la primera distribución social del trabajo, es decir, que las personas se especializaron en el desarrollo de determinadas actividades económicas.
3-Se dedicaron a la caza, pesca y la recolección de plantas y frutos en sus distintas variedades.
4-La fuente principal de su alimentación fue el cultivo del maíz, la papa y el algodón.
5-Crearon métodos para la Irrigación de las tierras de cultivo. El desarrollo de las técnicas, como resultado de la especialización del trabajo y el control de los excedentes de la producción por parte de un segmento de la comunidad. 



SOCIEDAD Y POLÍTICA
1-Sociedad teocráticaPredominio de la casta sacerdotal, que estaba a cargo de los centros ceremoniales, sobre la masa campesina. 
2-Surgimiento del Estado teocrático. El sacerdote era el que dirigía el gobierno.3-Es la primera forma de estado organizado.


El sacerdote era al mismo tiempo autoridad religiosa y política

RELIGIÓN
1-Construyeron templos ceremoniales, oratorios donde adoraban a sus dioses.
2-Su sociedad fue Teocrática, el sacerdote estaba a la cabeza y era él quien tenía el poder y el pueblo creía que el se podía comunicar con los dioses que eran el jaguar, el cóndor o halcón amazónico, la serpiente y el caimán, que están representados en el Lanzón, la Estela Raimondi y el Obelisco Tello.
3-El sacerdote se convierte en el primer técnico agrícola que a través de la religión consolida su poder y también se convierte en el nexo entre el hombre y los dioses. 
4-Los magos y hechiceros fueron quienes se dedicaron a la observación de los fenómenos naturales 
5-División antropomorfa de origen felínico, posiblemente el jaguar y cuyo atributo es el cetro o vara ceremonial.
6-Divinidades secundarias : Cóndor, mono, pez, serpiente
7-Principal centro cultista del Perú antiguo.
8-Trilogía sagrada : el cóndor, el jaguar y la serpiente.



              
ESCULTURA
Su escultura también es Lítica (en Piedra).
Representaron a dioses mitológicos como el jaguar, el cóndor, la serpiente.
Entre sus mejores esculturas tenemos:
1-La Estela Raimondi, Mide 1.93 m y representa al dios de las varas.





2-El Lanzón monolítico, hecho en granito con una altura de 4.53 m representa al Jaguar.





3-El Obelisco Tello de 2.52m de altura, grabada con seres mitológicos, tallados perfectamente en alto relieve. Representa al caimán.



4-Las Cabezas Clavas. Representaban a humanos con características felinas.





ARQUITECTURA
1-Sus construcciones fueron mayormente hechas en Piedra (líticos) aunque en algunas zonas también usaron el barro.
2-Usaron plataformas, su pirámides eran truncas, construyeron templos (Castillo de Chavin), adoratorios, galerías subterráneas con tubos de ventilación en piedra tallada y adornada con cabezas de felinos llamadas (Cabezas Clavas )
3-Disposición de edificios en forma de U 
4-Rol de los templos : religioso, científico, control económico y social. 








CERÁMICA
1-Cerámica monócroma. Usaron los colores negro, gris, o plomizo (color de piedra) forma globular, cuerpo macizo, con gollete o puente gruesa con dibujos en alto relieve de seres mitológicos.
2-Decorado con figuras felinoides, forma globular, asa gruesa estribo, pico gollete , base plana. 
3-Dejaron algunos ejemplares de gran belleza como vasijas, jarras, tazas, platos, botellas, etc.








***************************
ACTIVIDADES
1-Elabora un organizador visual sobre el tema (mapa conceptual, mental o semántico, espina de Ishicawa o diagrama de pescado, cruz catagorial, cuadro sinóptico o cualquier otro tipo
2-Elabora un tríptico o un power point sobre la cultura Chavín